Un clásico de la joyería con muchas caras. El solitario es el anillo que tiene, habitualmente, una única piedra engastada en alto.

Es la forma más clásica de decir te quiero con una joya. El símbolo por excelencia de la pedida de mano, pero también del compromiso y del amor con esa persona tan especial. ¿Sabes cómo escoger tu solitario perfecto? Te damos unas pistas.

Metales y piedras

Lo primero de todo, debes elegir qué metal quieres. Aunque hay solitarios de plata, lo más habitual es decantarse por el oro de ley. El oro de ley 18 kilates es el oro más puro que se vende en joyería en España.

Solitario de oro de ley

El oro de 9 kilates es la opción más económica. En ese caso, la cantidad de oro de la joya será de 375 milésimas de oro, frente a las 750 milésimas del oro ley de 18 kilates.

Solitario de oro de ley blanco

Por supuesto, en este momento también es importante escoger el color del metal. Oro amarillo u oro blanco, cualquiera de las dos puede estar disponible en 9 y 18 kilates.

En cuanto a la piedra, la opción más exclusiva son los diamantes. La exclusividad de la pieza dependerá del color, la claridad y el quilataje. Puedes saber más sobre cómo escoger tu diamante aquí.

Solitario de oro ley 18 kilates y diamante

Si prefieres no optar por una piedra preciosa, la opción de la circonita es la tuya.

Engastes

¿Qué es el engaste? El modo de fijar las piedras a las joyas. El más habitual es el engaste en garras. Ya sean cuatro, o seis, la opción de sostener la piedra con garras de metal es la forma más común de engastar un anillo.

Solitario con circonita engastada en seis garras
Solitario con circonita engastada en cuatro garras

Dependiendo del tamaño de la piedra, el engaste será más o menos grueso.

Un solitario distinto

En ocasiones, a la piedra central le acompañan otras que adornan los brazos y le aportan un carácter especial. Son circonitas o diamantes de menor tamaño o quilataje que acompañan la pieza.

Solitario de oro de ley con circonitas en los brazos

Si lo tuyo no es la sencillez, también tenemos el solitario perfecto para ti. Te recomendamos que busques anillos con una piedra en alto en un corte distinto a la talla habitual. Los anillos con forma de corazón son perfectos si estás pensando en regalar la joya del amor.

Solitario oro de ley con piedra en forma de corazón

Para él

Los solitarios de caballero son los grandes olvidados, pero son una pieza clásica de joyería y una opción perfecta si a tu pareja le gusta llevar joyas. También en oro de ley 9 kilates y 18 kilates, pueden ser lisos o tener un labrado en ambos brazos. Al tratarse de anillos más grandes, la piedra central siempre será más grande que los de mujer, y normalmente vendrá engastada en cuatro garras.

Ya estás preparado para escoger el solitario perfecto, ahora puedes encontrarlo aquí.